jueves, 30 de octubre de 2008


Sonríe siempre aunque tu sonrisa sea triste, porque más triste que una sonrisa triste, es la tristeza de no saber sonreír.

.


De mis disparates de juventud, lo que me da más pena, no es haberlos cometido, si no, no poder volver a cometerlos.

.

La Flor de la Honestidad



Corría el año 250 AC en la antigua China cuando un príncipe, que debía ser elegido emperador de acuerdo a las leyes, tenía que contraer previamente matrimonio.

No tuvo mejor idea que hacer una competencia entre las muchachas de la corte para designar así a su preferida.

Anunció una recepción en palacio para proponer una prueba, a manera de desafío.

La decisión entristeció a una anciana recepcionista del séquito, pues sabía que su hija estaba enamorada del joven.

Por eso le recomendó no acudir a la cita. “Hay chicas mucho más bellas y ricas que tú”, pronunció.

“Madre. Sé que no seré la escogida. Pero iré, pues será la única ocasión en que podré estar cerca al príncipe y eso me hará feliz…”, contestó la doncella.

El día señalado, la mayoría de jóvenes estaban muy lindas. Vestían elegantes y lucían costosas joyas.

Por su parte, el príncipe entregó una semilla a cada una de ellas advirtiendo: “Quien traiga la flor más bella dentro de seis meses será escogida como mi esposa y emperatriz de China.

Transcurría el tiempo y la dulce joven cuidaba el grano con la idea que si la belleza de la flor surgía con su amor, no tendría que preocuparse por el resultado.

Sin embargo, pasaron tres meses y no brotó nada. Cada día veía su sueño más lejano. Fatalmente se cumplió el plazo y la situación no cambió.

Cansada de tanto esfuerzo y dedicación, conversó a su madre. Le dijo que acudiría al palacio el día y hora fijados “para ver por última vez a su ser amado…”

Llegado el momento, el príncipe miró con suma atención y cuidado las flores de diversos perfumes y colores que portaban las pretendientes y señaló:

“Quien tenga el vaso vacío, será mi esposa…”

Las reacciones no se hicieron esperar. Todas se miraron asombradas. Nadie entendía la decisión final.

Dirigiéndose a la sorprendida muchacha, el príncipe expresó:

“Ella fue la única que cultivó la flor que la hizo digna de convertirse en emperatriz. La flor de la honestidad. Todas las semillas que entregué eran estériles….”

Si apenas una persona analiza el profundo significado de la descripción y se orienta por el camino de los valores, podremos decir que su lectura ha cumplido la misión para la que fue escrita… Si para vencer debes poner en juego tu honestidad: pierde, ya que siempre serás un vencedor.

Extraído del libro, Cuenta conmigo, de Jorge Bucay


miércoles, 29 de octubre de 2008

La Rosa y el Sapo




Había una vez una rosa roja muy bella, se sentía de maravilla al saber que era la rosa mas bella del jardín. Sin embargo, se daba cuenta de que la gente la veía de lejos. Se dio cuenta de que al lado de ella siempre había un sapo grande y oscuro, y que era por eso que nadie se acercaba a verla de cerca. Indignada ante lo descubierto le ordena al sapo que se fuera de inmediato; el sapo muy obediente dijo: Esta bien, si así lo quieres. Poco tiempo después el sapo pasa por donde estaba la rosa y se sorprendió al ver la rosa totalmente marchita, sin hojas y sin pétalos. Le dijo entonces:

Vaya que te ves mal. ¿Que te pasa?

La rosa contesta:

Es que desde que te fuiste las hormigas me han comido día a día, y nunca pude volver a ser igual.

El sapo solo contesta

Pues claro, cuando yo estaba aquí me comía a esas hormigas y por eso siempre eras la más bella del jardín.

Moraleja:

Muchas veces despreciamos a los demás por creer que somos más que ellos, más bellos o simplemente que no nos "sirven" para nada. Dios no hace a nadie para que sobre en este mundo, todos tenemos algo que aprender de los demás o algo que enseñar, y nadie debe despreciar a nadie. No vaya a ser que esa persona nos haga un bien del cual ni siquiera estemos conscientes.

martes, 28 de octubre de 2008

EL VERDADERO VALOR DEL ANILLO




Un joven concurrió a un sabio en busca de ayuda.

- Vengo, maestro, porque me siento tan poca cosa que no tengo fuerzas para hacer nada. Me dicen que no sirvo, que no hago nada bien, que soy torpe y bastante tonto. ¿Cómo puedo mejorar maestro?. ¿Qué puedo hacer para que me valoren más?

El maestro, sin mirarlo, le dijo:

- ¡Cuánto lo siento muchacho, no puedo ayudarte, debo resolver primero mis propios problemas. Quizás después... Si quisieras ayudarme tú a mí, yo podría resolver este tema con más rapidez y después tal vez te pueda ayudar.

- E... encantado, maestro -titubeó el joven pero sintió que otra vez era desvalorizado y sus necesidades postergadas-.

- Bien -asintió el maestro-. Se quitó un anillo que llevaba en el dedo pequeño de la mano izquierda y dándoselo al muchacho agregó: Toma el caballo que está allí afuera y cabalga hasta el mercado. Debo vender este anillo para pagar una deuda. Es necesario que obtengas por él la mayor suma posible, pero no aceptes menos de una moneda de oro. Vete y regresa con esa moneda lo más rápido que puedas.

El joven tomó el anillo y partió.

Apenas llegó, empezó a ofrecer el anillo a los mercaderes. Estos lo miraban con algún interés hasta que el joven decía lo que pretendía por el anillo. Cuando el joven mencionaba la moneda de oro, algunos reían, otros le daban vuelta la cara y sólo un viejito fue tan amable como para tomarse la molestia de explicarle que una moneda de oro era muy valiosa para entregarla a cambio de un anillo.

En afán de ayudar, alguien le ofreció una moneda de plata y un cacharro de cobre, pero el joven tenía instrucciones de no aceptar menos de una moneda de oro, así que rechazó la oferta.

Después de ofrecer su joya a toda persona que se cruzaba en el mercado -más de cien personas- y abatido por su fracaso, montó su caballo y regresó.

¡Cuánto hubiese deseado el joven tener él mismo esa moneda de oro! Podría habérsela entregado al maestro para liberarlo de su preocupación y recibir entonces su consejo y su ayuda.

- Maestro -dijo- lo siento, no es posible conseguir lo que me pediste. Quizás pudiera conseguir 2 ó 3 monedas de plata, pero no creo que yo pueda engañar a nadie respecto del verdadero valor del anillo.

- ¡Qué importante lo que dijiste, joven amigo! -contestó sonriente el maestro-. Debemos saber primero el verdadero valor del anillo. Vuelve a montar y vete al joyero. ¿Quién mejor que él para saberlo?. Dile que quisieras vender el anillo y pregúntale cuánto da por él. Pero no importa lo que ofrezca, no se lo vendas. Vuelve aquí con mi anillo.

El joven volvió a cabalgar. El joyero examinó el anillo a la luz del candil, lo miró con su lupa, lo pesó y luego le dijo:

- Dile al maestro, muchacho, que si lo quiere vender ya, no puedo darle más que 58 monedas de oro por su anillo.

- ¿¿¿¿58 monedas???? -exclamó el joven-.

- Sí, -replicó el joyero-. Yo sé que con tiempo podríamos obtener por él cerca de 70 monedas, pero no sé... Si la venta es urgente...

El joven corrió emocionado a casa del maestro a contarle lo sucedido.

- Siéntate -dijo el maestro después de escucharlo-. Tú eres como este anillo: una joya única y valiosa. Y como tal, sólo puede evaluarte verdaderamente un experto. ¿Qué haces por la vida pretendiendo que cualquiera descubra tu verdadero valor?

Y diciendo esto, volvió a ponerse el anillo en el dedo pequeño de su mano izquierda

JORGE BUCAY


Cancion desesperada-Pablo Neruda

lunes, 27 de octubre de 2008

Leyenda de las cataratas de Iguazú


A orillas del Iguazú tenían sus poblados los indios cáiganles que vivían felices en las fértiles tierras bañadas por el río en dónde habitaba el dios Mboi, hijo de Tupá. Este dios que tenía aspecto de monstruosa serpiente, sólo les exigía como pago por su protección que una vez al año le fuera entregada una bella joven que debía de ser arrojada al río para que viviera solamente para su culto.

Esta ceremonia era muy importante para la aldea y por eso, el día señalado para la ofrenda, se celebraba una gran fiesta a la que eran invitadas las tribus vecinas. Un año fue elegida para el sacrificio la hija de Igobi, el cacique de la aldea, una hermosa joven llamada Naipí de la que se decía que cuando se asomaba al río éste se detenía para contemplar su belleza, quizás por eso Mboi estaba tan satisfecho con la ofrenda. Pero las cosas se iban a complicar un poco pues al frente de una de las tribus invitadas llegó un apuesto muchacho llamado Tarobá que al ver a la joven quedó prendado de su belleza hasta el punto de que decidió hablar con el padre de Naipí y con los ancianos de la tribu para salvar a la joven. Pero éstos no se dejaron convencer, la ofrenda era digna del dios y sería entregada.

Tarobá no se rindió y pensó que sólo la podría salvar si la raptaba, así que esperó a que la fiesta estuviera en su momento mas intenso y mientas el hechicero y los caciques bebían cauim (bebida hecha con mandioca o maíz fermentado) y los guerreros danzaban, él tomó a Naipí de la mano y la condujo a una canoa que tenía preparada en el río. Nadie se dio cuenta de la desaparición de la pareja, nadie excepto Mboi, que desde el río observaba la fiesta en la que le sería ofrecida la joven.

Tarobá impulsaba la canoa río abajo ayudado por la corriente, pero Mboi que estaba furioso comenzó a perseguirlos y su cólera fue tal que penetró en las profundidades de la tierra logrando que el curso de río se rompiera en dos partes, una se elevó a gran altura y la otra se hundió produciendo que el agua al caer formara una gran catarata que arrastró la canoa en donde viajaban los enamorados.

Pero esto no suavizó la furia de Mboi, no le bastaba con que ambos murieran, deseaba para ellos un gran castigo que durara eternamente, así que transformó a Tarobá en un árbol que nació inclinado sobre las aguas como queriendo alcanza a Naipí que a su vez fue convertida en una roca situada en el centro del río justo en el lugar en donde cae con más fuerza el agua de la cascada, luego él se adentró en una gran cueva para poder vigilarlos e impedir que se unieran de alguna manera.

Pero la fuerza del amor siempre intenta que dos corazones que se aman puedan en algún momento unirse y por eso, en días en que el sol luce con intensidad, surge un arco iris que enlaza al árbol con la roca permitiendo que durante un momento los amantes se encuentren a pesar de la oposición de Mboi.

.




No se como sera la tercera guerra mundial, lo que se, es que la
cuarta será con palos y piedras


Einsten


El dia que ser gobernante de un pais sea honorario, se termina la clase politica.

domingo, 26 de octubre de 2008

El cielo por Paulo Coelho


Un hombre, su caballo y su perro iban por una carretera. Cuando pasaban cerca de un árbol enorme cayó un rayo y los tres murieron fulminados.

Pero el hombre no se dio cuenta de que ya había abandonado este mundo, y prosiguió su camino con sus dos animales…
La carretera era muy larga y colina arriba. El sol era muy intenso, y ellos estaban sudados y sedientos.

En una curva del camino vieron un magnífico portal de mármol, que conducía a una plaza pavimentada con adoquines de oro. El caminante se dirigió a un hombre que custodiaba la entrada y entabló con él, el siguiente diálogo:

a.. Buenos días.

b.. Buenos días - Respondió el guardián.

c.. ¿Cómo se llama este lugar tan bonito?

d.. Esto es el Cielo.

e.. ¡Qué bien que hayamos llegado al cielo, porque estamos sedientos!

f.. Usted puede entrar y beber tanta agua comoquiera.Y el guardián señaló la fuente.

g.. Pero mi caballo y mi perro también tienen sed…

h.. Lo siento mucho - Dijo el guardián- pero aquí no se permite la entrada a los animales.

El hombre se levantó con gran disgusto, puesto que tenía muchísima sed, pero no pensaba beber solo. Dio las gracias al guardián y siguió adelante.

Después de caminar un buen rato cuesta arriba, ya exhaustos los tres, llegaron a otro sitio, cuya entrada estaba marcada por una puertecita vieja que daba a un camino de tierra rodeado de árboles.

A la sombra de uno de los árboles había un hombre echado, con la cabeza cubierta por un sombrero.

Posiblemente dormía.

Buenos días - dijo el caminante.

El hombre respondió con un gesto de la cabeza.

- Tenemos mucha sed, yo, mi caballo y mi perro.

Hay una fuente entre aquellas rocas - dijo el hombre, indicando el lugar. - Podéis beber tanta agua como queráis.

El hombre, el caballo y el perro fueron a la fuente y calmaron su sed. El caminante volvió atrás para dar las gracias al hombre.

- Podéis volver siempre que queráis - Le respondió éste.

- A propósito ¿Cómo se llama este lugar?- preguntó el hombre.

- EL CIELO.

- ¿El Cielo? ¿Sí? Pero si el guardián del portal de mármol me ha dicho que aquello era el Cielo!-

Aquello no era el Cielo, era el Infierno - contestó el guardián.

El caminante quedó perplejo.

- ¡Deberíais prohibir que utilicen vuestro nombre! ¡Esta información falsa debe provocar grandes confusiones! - advirtió el hombre.

- ¡De ninguna manera! En realidad, nos hacen un gran favor, porque allí se quedan todos los que son capaces de abandonar a sus mejores amigos…



sábado, 25 de octubre de 2008


"Si alguna vez la vida te da la espalda.... !!Tócale el culo!!"

viernes, 24 de octubre de 2008


Los amigos son los ángeles que te ayudan a volar, cuando tus alas se han olvidado de hacerlo.
.

Las personas se olvidarán de lo que dijiste...

Olvidarán lo que hiciste....

Pero nunca olvidarán cómo las trataste.




Los años pasan...
Los recuerdos son eternos,
La nostalgia permanente
y nuestros ojos en busca de
escenas de tiempos vividos...

Los años pasan...
Vivimos lecciones de vida,
Los años pasan...
Crecemos en el alma,
pero siempre seremos
frágiles en el amor !

Los años...
muchos vendrán o quien sabe...
nuestra estancia en esta vida sea corta
nada sabemos del mañana...
ni cuando nos iremos ...

Los años continúan
desfilando en la pasarela del aprendizaje
y nosotros protagonistas de la vida, nos enfrentamos a
los momentos que nos hacen infelices
y nos deleitamos con los felices!

Resumimos : la vida es
un gran baile donde las
almas se encuentran, se tropiezan,
se unen y se separan...

Cada cual bailando en los conflictos,
en las esperanzas y en la dulzura
de momentos de amor

De todos los años que se fueron,
concluyo que vivir
es ser cada cual, en su esencia adquirida.

Con todas las adversidades,
con las lágrimas derramadas,
aún así, la alegría de vivir
es el mayor regalo envuelto
en papeles de brillos de momentos...


Recordar es vivir un poco más.

Vive tu vida pues es corta.

Valora y ámate a ti mismo
pues nadie, excepto tu, te conoce.

Y no te olvides...

Nadie se acordará de lo que hiciste bien
...Pero, todos se acordarán de tus errores.


Aprendemos a indagar en nuestros

recuerdos del corazón y a acariciar lindos

momentos que se fueron para no volver más.

.

jueves, 23 de octubre de 2008


La revolución no se lleva en los labios para vivir de ella, se lleva en el corazon para morir por ella.

Ernesto Che Guevara




Decimos que no tenemos dinero para erradicar la pobreza. Que es imposible. Pero de repente, ¡anda! sí que tenemos 700.000 millones de dólares para salvar de la quiebra a Wall Street.

Bernie Sanders, senador de EE.UU

Si yo fuera mariposa

Glitter Para Hi5


Si yo fuera realmente una mariposa
volaría con alas de ángel
llegaría hasta ti
me posaría en tu hombro
y allí me detendría.

Pediría, sin duda, tu sonrisa
el susurro intimo de tus palabras
las caricias de tus manos
el sentir de tu piel.

Pero solo soy muñeco de una fantasía
que ilumina sus noches con grandes ensueños
que se acerca silencioso para que no le vean
ni le sientan acercarse hacia nadie.

Si yo fuera realmente una mariposa
no estaría aquí sino a tu lado
contemplando horizontes claros,
vigilantes pasos inseguros,
acompañándote en tus noches oscuras.

Si yo fuera así, realmente una mariposa
percibiría el olor de las flores
de los campos verdes
de los lirios frescos.

Pero solo soy muñeco de una fantasía
que vive de ella y agranda sus magias,
que solo pretende que rías
pues la vida ya trae sufrimientos
y por ello que enciendas tu risa
hacia aquellos que un día la perdieron

Como no soy, realmente una mariposa
sino solo muñeco de una fantasía
hoy, te pido sonrisa, no lágrimas
alegrar y alejar tus tristezas
y que juntos brindemos por ello
ofreciendo la nuestra


.

domingo, 19 de octubre de 2008

Poema a la Mujer


Manera poética de decir que a veces son insoportables, pero... ¿qué hermosas son o no?

Cuenta una leyenda que al principio del mundo, cuando Dios decidió crear a la mujer, encontró que había agotado todos los materialessólidos en el hombre y no tenía más de que disponer.

Ante este dilema y después de profunda meditación, hizo esto:
Tomó la redondez de la luna, las suaves curvas de las olas, la tierna adhesión de la enredadera, el trémulo movimiento de las hojas, la esbeltez de la palmera, el tinte delicado de las flores, la amorosa mirada del ciervo, la alegría del rayo del sol y las gotas del llanto de las nubes, la inconstancia del viento y la fidelidad del perro, la timidez de la tórtola y la vanidad del pavo real, la suavidad de la pluma del cisne y la dureza del diamante, la dulzura de la paloma y la crueldad del tigre, el ardor del fuego y la frialdad de la nieve. Mezcló tan desiguales ingredientes, formó a la mujer y se la dio al hombre.

Después de una semana vino el hombre y le dijo:
"Señor, la criatura que me diste me hace desdichado, quiere toda mi atención, nunca me deja solo, charla incesantemente, llora sin motivo, se divierte en hacerme sufrir y vengo a devolvértela porque no puedo vivir con ella"
Bien, contestó Dios y tomó a la mujer.
Pasó otra semana, volvió el hombre y le dijo:
"Señor, me encuentro muy solo desde que te devolví a la criatura que hiciste para mí, ella cantaba y jugaba a mi lado, me miraba con ternura y su mirada era una caricia, reía y su risa era música, era hermosa a la vista y suave al tacto, devuélvemela, porque no puedo vivir sin ella"

sábado, 18 de octubre de 2008

Érase una vez un pájaro...




Erase una vez, que había un pájaro.Dotado con dos alas perfectas de plumas resplandecientes, coloridas y maravillosas. Era un animal hecho para volar por el cielo en libertad y alegrar a todo aquél que lo mirase.
Un día, una chica lo vió y se enamoró. Observaba su vuelo con la boca abierta, el corazón le palpitaba muy deprisa, los ojos le brillaban de emoción. Le invitó a volar con ella, y los dos viajaron por el cielo en completa armonía. Ella admiraba, veneraba, adoraba al pájaro.
Pero un día ella pensó : ¡ quizá él querrá conocer montañas remotas !. Y la chica tuvo miedo. Miedo de no volver a sentir lo mismo por otro pájaro. Y sintió envidia, envidia de la capacidad de volar del ave.
Y se sintió sola.
Y pensó : "Le pondré una trampa. La próxima vez que venga, ya no se volverá a marchar".
El pájaro, que también estaba de ella, enamorado , volvió al día siguiente, cayó en la trampa, y quedó atrapado en la jaula.
Ella miraba al pájaro cada día. En la jaula, tenia al objeto de su pasión, y lo enseñaba a sus amigas, que le comentaban : "Chica, a ti no te hace falta ya nada". Pero empezó a producirse una transformación muy extraña; como que tenia al pájaro y ya no le hacía falta seducirlo, perdió su interés. El pájaro, sin poder volar y expresar el sentido de su vida, se fue languideciendo, fue perdiendo brillantez, se volvió feo , y la chica ya no le prestaba toda su atención, simplemente le daba de comer y le limpiaba la jaula.
Un buen día, el pájaro murió. Ella cayó en una profunda tristeza, no dejaba de pensar en él. Pero no recordaba la jaula, sólo recordaba el día en que le vió por primera vez, volando alegre entre las nubes.
Si se observaba a si misma, descubriría que aquello que le había emocionado tanto del pájaro era la libertad que tenía, la energía de sus alas en movimiento, no su cuerpo físico.
Sin el pájaro, su vida también perdió sentido y la muerte vino a llamar a su puerta. "¿Para qué has venido?" , preguntó a la muerte.
"Para que puedas volver a volar con él por el cielo ", le respondió la muerte. "Si le hubieses dejado marchar y volver siempre, le hubieses amado y admirado mucho más; pero ahora me necesitas a mi para poder encontrarte de nuevo con él".


Extracto del libro de Paulo Coelho "Once minutos"


jueves, 16 de octubre de 2008

Cuento_El gusano y la flor.




Había una vez un gusano que se había enamorado de una flor.

Era por supuesto, un amor imposible, pero el animalito no quería seducirla ni hacerla su pareja. Ni siquiera quería hablarle de amor. Él solamente soñaba con llegar hasta ella, y darle un beso. Un solo beso.

Cada día, y cada tarde, el gusano miraba a su amada, cada vez más alta, cada vez más lejos. Cada noche soñaba que, finalmente, llegaba a ella y la besaba.

Un día, el animalito decidió que no podía seguir soñando cada noche con la flor y no hacer nada para cumplir su sueño. Así que, valientemente, avisó a sus amigos, los escarabajos, las hormigas y las lombrices, que treparía por el tallo para besar a la flor.

Todos coincidieron en que estaba loco, y la mayoría intentó disuadirlo, pero no hizo caso. El gusano llegó arrastrándose hasta la base del tallo y comenzó la escalada.

Trepó toda la mañana y toda la tarde, pero cuando el sol se ocultó, sus músculos estaban exhaustos.

- "Pasaré la noche agarrado del tallo, y mañana seguiré subiendo. Estoy más cerca que ayer", pensó, aunque sólo había avanzado diez centímetros y la flor estaba a más de un metro y medio de altura.

Sin embargo, lo peor fue que, mientras el gusano dormía, su cuerpo viscoso y húmedo resbaló por el tallo, y por la mañana el gusano amaneció donde había comenzado un día antes.

Miró hacia arriba y pensó que debía redoblar los esfuerzos durante el día y aferrarse mejor durante la noche. De nada sirvieron las buenas intenciones. Cada día, el gusano trepaba, y cada noche, resbalaba otra vez hasta el piso. Sin embargo, cada noche, mientras descendía sin saberlo, seguía soñando con un beso deseado.

Sus amigos le pidieron que renunciara a su sueño, o que soñara otra cosa, pero el gusano sostuvo, con razón, que no podía cambiar lo que soñaba cuando dormía, y que si renunciaba a sus sueños, dejaría de ser quien era.

Todo siguió igual durante días, hasta que una noche que el gusano soñó tan intensamente con su flor, que sus sueños se transformaron en alas... y a la mañana el gusano despertó mariposa, desplegó las alas, voló a la flor... y la besó.

Álvaro Yunque. (extraído del libro, cuenta conmigo, de Jorge Bucay)

Los sueños... esas extrañas necesidades tan reales para nosotros y tan utópicas para los demás.

¿Quién no ha sido un gusanito, a lo largo de su vida, más de una vez? Seguramente, en muchas ocasiones habremos resbalado una y otra vez por el tallo, pero, otras más, nos habremos transformado en mariposas y conseguido besar la flor.

miércoles, 15 de octubre de 2008




Si los celos son señales de amor, es como la calentura en el hombre enfermo,
que el tenerla es señal de tener vida, pero vida enferma y mal dispuesta.


Miguel De Cervantes Saavedra



La soledad se espesa.
Poco a poco sus hilos invisibles
tejen la telaraña inadvertida
que al corazón aprieta.

La soledad se adueña
de todo lo que fue, de lo que existe
y lo que no vendrá, lo que está roto.

Todo se pliega a ella.
La soledad nos duele
con ese dolor sordo de la ausencia,
esperanza por siempre fugitiva,
inalcanzable estrella.

La soledad produce
una temible y dura dependencia,
muestra su seducción con malas artes
hasta que al fin te enreda.

La soledad es dulce,
o amarga a veces, fríamente seca.

Se bebe en vaso largo, sorbo a sorbo,
y hasta se saborea.

La soledad acuna
los sueños imposibles que no llegan.

.

Aquí y en ningún lado



Tal vez mi vida no es aquí ni en ningún lado,
No pertenezco al norte ni al sur,
Al cielo o al infierno.

Estoy más sin embargo aquí
Y solo vine a vivir; a sentir,
Por más vueltas en mi cabeza,
No doy crédito a lo que mis ojos ven,
A lo que mi corazón siente,
O lo que de verdad vale la pena.

Tal vez suena patético
Pero es mi verdad,
Una realidad dulce y amarga;
Blanca o negra,
Que se combina en un mar de sentidos y dudas...
Como englobar las razones y sensaciones,
Que un solo ser es incapaz de manejar.

Aun mas sabiendo que no esta aquí
Ni en ningún lado…

.

lunes, 13 de octubre de 2008

domingo, 12 de octubre de 2008



Dicen que una vez, había un ciego sentado en la vereda, con una gorra a sus pies y un pedazo de madera que, escrito con tiza blanca, decía:
"POR FAVOR AYÚDEME, SOY CIEGO".
Un creativo de publicidad que pasaba frente a él, se detuvo y observó unas pocas monedas en la gorra. Sin pedirle permiso tomó el cartel, lo dio vuelta, tomó la tiza y escribió otro anuncio. Volvió a poner el pedazo de madera sobre los pies del ciego y se fue.
Por la tarde el creativo volvió a pasar frente al ciego que pedía limosna, su gorra estaba llena de billetes y monedas. El ciego reconoció sus pasos y le preguntó si había sido él el que había reescrito su cartel y sobre todo, qué había puesto.
El publicista le contestó: "Nada que no sea tan cierto como tu anuncio, pero con otras palabras", sonrió y siguió su camino. El ciego nunca lo supo, pero su nuevo cartel decía:
"HOY ES PRIMAVERA... Y NO PUEDO VERLA".

.

sábado, 11 de octubre de 2008

La marioneta



"Si por un instante Dios se olvidara de que soy una marioneta de trapo y me regalara un trozo de vida, posiblemente no diría todo lo que pienso, pero en definitiva pensaría todo lo que digo.
Daría valor a las cosas, no por lo que valen, sino por lo que significan.
Dormiría poco, soñaría más, entiendo que por cada minuto que cerramos los ojos, perdemos sesenta segundos de luz.
Andaría cuando los demás se detienen, despertaría cuando los demás duermen, escucharía cuando los demás hablan, y ¡Cómo disfrutaría de un buen helado de chocolate!
Si Dios me obsequiara un trozo de vida, vestiría sencillo, me tiraría de bruces al Sol, dejando descubierto, no solamente mi cuerpo sino mi alma.
Dios mío, si yo tuviera un corazón , escribiría mi odio sobre el hielo, y
esperaría a que saliera el Sol.
Pintaría con un sueño de Van Gogh sobre las estrellas un poema de Benedetti, y, una canción de Serrat, sería la serenata que les ofrecería a la luna.
Regaría con mis lágrimas las rosas, para sentir el dolor de sus espinas, y el encarnado beso de sus pétalos…
Dios mío, si yo tuviera un trozo de vida… No dejaría pasar un solo día sin decirle a la gente que quiero... que la quiero.
Convencería a cada mujer u hombre de que son mis favoritos y viviría enamorado del Amor.
A los hombres les probaría cuán equivocados están al pensar que dejan de enamorarse cuando envejecen, sin saber que envejecen cuando dejan de enamorarse!
A un niño le daría alas, pero le dejaría que él solo aprendiese a volar.
A los viejos les enseñaría que la muerte no llega con la vejez, sino, con el olvido.
Tantas cosas he aprendido de ustedes, los hombres…
He aprendido que todo el mundo quiere vivir en la cima de la montaña, sin saber que la verdadera felicidad está en la forma de subir la escarpada.
He aprendido que cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño, por vez primera, el dedo de su padre, lo tiene atrapado para siempre.
He aprendido que un hombre sólo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo, cuando ha de ayudarle a levantarse.
Son tantas cosas las que he podido aprender de ustedes... pero realmente de mucho no habrán de servir, porque cuando me guarden dentro de esa maleta, infelizmente me estaré muriendo".


Gabriel García Marquez


No necesito amigos que cambian

cuando yo cambio, y asienten
cuando yo asiento.

Mi sombra lo
hace mucho mejor.


Plutarco
.

jueves, 9 de octubre de 2008

La muerte del Amor.


Dicen por ahí que el amor es invencible, pero hay algo que seguro puede acabar con el...

Hubo una vez en la historia del mundo un día terrible en el que el odio, que es el rey de los malos sentimientos y los defectos convocó a una reunión urgente con todos ellos.

Todos los sentimientos negros del mundo y los deseos más perversos del corazón humano llegaron a esta reunión con curiosidad de saber cual era el propósito.
Cuando estuvieron todos hablo el Odio y dijo:

-"Los he reunido aquí a todos porque deseo con todas mis fuerzas matar a alguien".

Los asistentes no se extrañaron mucho pues era el Odio que estaba hablando y el siempre quiere matar a alguien, sin embargo todos se preguntaban entre si quien seria tan difícil de matar para que el Odio los necesitara a todos.

-"Quiero que maten al Amor",dijo. Muchos sonrieron malévolamente pues más de uno le tenia ganas. El primer voluntario fue el Mal Carácter, quien dijo: "Yo iré, y les aseguro que en un año el Amor habrá muerto, provocaré tal discordia y rabia que no lo soportara".

Al cabo de un año se reunieron otra vez y al escuchar el reporte del Mal Carácter quedaron decepcionados. "Lo siento, lo intente todo pero cada vez que yo sembraba una discordia, el Amor la superaba y salía adelante."

Fue entonces cuando muy diligente se ofreció la Ambición que haciendo alarde de su poder y dijo: "En vista de que El Mal Carácter fracaso, iré yo. Desviaré la atención del Amor hacia el deseo por la riqueza y por el poder. Eso nunca lo
ignorara". Y empezó la ambición el ataque hacia su victima quien efectivamente cayo herida pero después de luchar por salir adelante renuncio a todo deseo desbordado de poder y triunfo de nuevo.

Furioso el Odio, por el fracaso de la Ambición envió a los Celos, quienes burlones y perversos inventaban toda clase de artimañas y situaciones para despistar el amor y lastimarlo con dudas y sospechas infundadas. Pero el Amor confundido lloró, y pensó, que no quería morir y con valentía y fortaleza se impuso sobre ellos y los venció.

Año tras año, el Odio siguió en su lucha enviando a sus más hirientes compañeros, envió a la Frialdad, al Egoísmo, a la Cantaleta, la Indiferencia, la Pobreza, la Enfermedad y a muchos otros que fracasaron siempre porque cuando el
Amor se sentía desfallecer tomaba de nuevo fuerza y todo lo superaba.

El Odio convencido de que el Amor era invencible les dijo a los demás:

-"Nada hay que hacer. El Amor ha soportado todo, llevamos muchos años insistiendo y no lo logramos".

De pronto de un rincón del salón se levanto un sentimiento poco conocido y que vestía todo de negro y con un sombrero gigante que caía sobre su rostro y no lo dejaba ver, su aspecto era fúnebre como el de la muerte

- "Yo matare el Amor, dijo con seguridad".

Todos se preguntaron quien era ese que pretendía hacer solo, lo que ninguno había podido. El Odio tan solo dijo: "ve y hazlo".



Había pasado algún tiempo cuando el Odio volvió a llamar a todos los malos sentimientos para comunicarles después de mucho esperar que por fin EL AMOR HABÍA MUERTO. Todos estaban felices pero sorprendidos.

Entonces el sentimiento del sombrero negro hablo: "Ahí les entregó el Amor totalmente muerto y destrozado" y sin decir más, se marcho.

- "Espera" dijo el Odio, "en tan poco tiempo lo eliminaste por completo, lo desesperaste y no hizo el menor esfuerzo para vivir. ¿Quien eres?"

El sentimiento levanto por primera vez su horrible rostro y dijo: "SOY LA RUTINA" y se marchó...

miércoles, 8 de octubre de 2008


Un rey recibió como obsequio, dos pequeños halcones, y los entregó al maestro de cetrería, para que los entrenara. Pasados unos meses, el maestro le informó al rey que uno de los halcones estaba perfectamente, pero que al otro no sabía qué le sucedía: no se había movido de la rama donde lo dejó desde el día que llegó.

El rey mandó llamar a curanderos y sanadores para que vieran al halcón, pero nadie pudo hacer volar el ave.

Encargó, entonces, la misión a miembros de la corte, pero nada sucedió.

Al día siguiente, por la ventana, el monarca pudo observar, que el ave aún continuaba inmóvil.

Entonces, decidió comunicar a su pueblo que ofrecería una recompensa a la persona que hiciera volar al halcón.

A la mañana siguiente, vio al halcón volando ágilmente por los jardines.

El rey le dijo a su corte, "Traedme al autor de ese milagro".

Su corte rápidamente le presentó a un campesino.

El rey le preguntó:

- ¿Tú hiciste volar al halcón? ¿Cómo lo hiciste? ¿Eres mago? Intimidado el campesino le dijo al rey:

- Fue fácil mi rey. Sólo corte la rama, y el halcón voló.

- Se dio cuenta que tenía alas y se largó a volar.

¿A que estás agarrado que te impide volar? ¿De qué no te puedes soltar?

Vivimos dentro de una zona de comodidad donde nos movemos, y creemos que eso es lo único que existe.

Dentro de esa zona está todo lo que sabemos, y todo lo que creemos. Convivimos con nuestros valores, nuestros miedos y nuestras limitaciones. En esa zona reina nuestro pasado y nuestra historia.

Todo lo conocido, cotidiano y fácil...

Tenemos sueños, queremos resultados, buscamos oportunidades, pero no siempre estamos dispuestos a correr riesgos. No siempre estamos dispuestos a transitar caminos difíciles.

Deja de aferrarte a tu propia rama y corre el riesgo de volar más alto y quizás en tu vida como en la mía, podamos descubrir que las palabras del gran apóstol Pablo hoy más que nunca están vigentes:


Atrévete a volar...

.


Nunca te justifiques a ti mismo con nadie. Porque la persona que te quiere no lo necesita, y la persona que no te quiere no te creerá

No dejes que alguien se convierta en prioridad en tu vida,

Cuando tú solamente eres una opción en la suya…

Las relaciones son mejores cuando son balanceadas.

Cuando despertamos en la mañana, tenemos dos simples alternativas.

Volvernos a dormir y soñar, o nos despertamos y perseguimos esos sueños.

La elección es tuya.

Hacemos llorar a los que se preocupan por nosotros.

Lloramos por aquellos que nunca se preocupan por nosotros.

Y nos preocupamos por aquellos que nunca llorarán por nosotros.

Esta es la realidad de la vida; es extraño pero cierto.

Una vez de percates de ello, nunca será tarde para cambiar.

No hagas promesas si estás contento.

No respondas si estás triste.

No tomes decisiones si estás enfadado.

Piénsalo dos veces…, actúa sabiamente.

El tiempo es como un río.

No puedes tocar la misma agua dos veces, porque el flujo que pasó nunca pasará otra vez.

Disfruta cada momento de la vida..

Si vives diciendo lo ocupado que estás, entonces tú nunca serás libre.

Si vives diciendo que no tienes tiempo, entonces tú nunca tendrás tiempo.

Si vives diciendo que lo harás mañana, tu mañana nunca llegará.

.

domingo, 5 de octubre de 2008

CUANDO...




Cuando ames,
Ama lo más profundo que puedas...

Cuando hables,
habla sólo lo necesario...

Cuando sonrías,
Procura sonreír también con los ojos...

Cuando inventes algo,
trata de pensar en las personas que estarás
ayudando con tu invento...

Cuando pienses en desistir,
recuerda lo que luchaste para empezar, y no desistas!

Cuando quieras declarartele a alguien,
no tengas miedo de lo que la otra persona pensará
de vos...

Cuando sueñes,
sueña bien alto, bien lejos....

Cuando partas,
no digas "adiós",di que todo fue maravilloso...

Cuando abraces a un amigo,
abrázalo con todo cariño
y acuerdate de ese abrazo toda la vida

Cuando necesites ayuda,
no te averguences de pedir socorro,
tu humildad vale la victoria...

Cuando sientas bronca a alguien,
reza por esa persona...

Cuando pruebes algo nuevo en la vida,
prueba con valor, cambia, arriesga, vive intensamente...

NEKA.

viernes, 3 de octubre de 2008

Palabras y Silencio





Hay algunas cosas demasiado bellas para poder describirlas con palabras.

Hace falta admirarlas con meditación y silencio para poder apreciarlas en plenitud.

Se necesitan pocas palabras para expresar lo esencial.

Los grandes discursos solo sirven para confundir y adoctrinar.

El silencio es a veces más relevador que un río de palabras.

Mira a una madre con su hijo cargado, el bebe sabrá obtener, todo lo que de ella
quiere, sin necesidad de decir nada.

De hecho, las palabras debe ser como una envoltura de los pensamientos.

No son necesarios discursos muy largos para expresar lo que siente el corazón.

Una mirada puede decir más que mil palabras.

Creo que la sabia naturaleza nos dio solo una lengua y dos orejas para que oigamos
más y hablemos menos.

Si lo que vas a decir no es mejor que quedarse callado, entonces para que decirlo.

Cuanto más grande y generoso es el corazón, menos son las palabras que necesita
expresar.

Hace falta recordar estas sabias filosóficas:

Las palabras verdaderas(la verdad)no siempre son bonitas, pero las palabras bellas
no siempre son verdad.

Es propio de las mentes grandes hacer entender muchas cosas con pocas palabras.

Los espíritus pequeños, por el contrario tienen el don de hablar mucho y no
decir nada(¿de quién se recuerdan?).

El que sabe oír luego sabrá usar lo que oyó.

Para decir "te amo" solo hace falta dos palabras, todas las demás serán superfluas.

"SI" y "NO" son palabras más cortas y fáciles de decir, pero son las que acarrean
las consecuencias más transcendentales.

Para que el ser humano aprenda a hablar solo hace falta dos años.

Para que aprenda a callar... toda una vida.

Ser comedido al hablar en vez de ser un defecto es prueba de gran sabiduría.

El que mucho habla en vez de esclarecer las cosas, las confunden.

El que mucho habla, mucho se puede equivocar.


(de la red)

miércoles, 1 de octubre de 2008

El Sol y la Luna




Cuando el SOL y la LUNA se encontraron por primera vez se enamoraron perdidamente y desde ahí comenzaron a vivir un gran amor.
El mundo aun no existía y el día que Dios decidió crearlo, les dio un toque final… el brillo!
Dios decidió que el SOL iluminaría el día y que la LUNA iluminaría la noche y por ese motivo estarían obligados a vivir separados.
Ambos fueron invadidos por una gran tristeza y cuando se dieron cuenta que nunca más se encontrarían…

La LUNA fue quedándose cada vez más triste. A pesar del brillo dado por Dios, ella se sentía sola.

El SOL a su vez, había ganado un titulo de nobleza “ASTRO REY” pero eso tampoco le hizo feliz.

Dios viendo esto los llamó y les explicó:

Tú, LUNA, iluminarás las noches frías y calientes, encantarás a losenamorados y serás frecuentemente protagonista de hermosas poesías.

En cuanto a ti SOL, mantendrás ese título porque serás el más importante de los astros, iluminar la Tierra durante el día, darás calor al ser humano y solo eso hará a las personas más felices.

La LUNA mas triste se puso con ese cruel destino y lloró amargamente y el SOL al verla tan triste, decidió que no podría ser débil, ya que debía darle fuerzas y ayudarla a aceptar lo que Dios había decidido.

Aun así, el estaba tan preocupado que decidió pedirle algo a Dios:

Señor, ayúda a la LUNA por favor, es mas frágil que yo, no soportará la soledad…

Y Dios… en su gran compasión… creó las estrellas para hacerle compañía a la bella LUNA.

La LUNA siempre que esta muy triste recurre a las estrellas que hacen de todo para consolarla, pero casi nunca lo consiguen.

Hoy ambos viven así… separados, el SOL finge que es feliz, y la LUNA no puede disimular su tristeza.

El SOL arde de pasión por ella y ella vive en las tinieblas de su pena.

Dicen que la orden de Dios era que la LUNA debería de ser siempre llena y luminosa, pero no lo logró… porque es mujer y una mujer tiene fases… Cuando es feliz, consigue ser llena, pero cuando es infeliz es menguante, ni siquiera es posible apreciar su brillo.

LUNA y SOL siguen su camino. El solitario pero fuerte y ella, acompañada de las estrellas, pero débil.

Los hombres intentan constantemente conquistarla, como si eso fuese posible. Algunos han ido incluso hasta ella, pero han vuelto siempre solos. Nadie jamás ha conseguido traerla hasta la tierra, nadie realmente ha conseguido conquistarla por más que lo intentaron.

Sucede que Dios decidió que ningún amor en este mundo fuese realmente imposible, ni siquiera el de la LUNA y el SOL… fue en ese instante cuando El creo el Eclipse.

Hoy SOL y LUNA viven esperando ese instante, esos momentos que les fueron concedidos y que tanto cuestan que sucedan.

Cuando mires al cielo, a partir de ahora y veas que el SOL cubre a la LUNA es porque el SOL se acuesta sobre ella y comienzan a amarse. Es a ese acto de amor al que se le dio el nombre de Eclipse.

Es importante recordar que el brillo de su éxtasis es tan grande que se aconseja no mirar al cielo en ese momento, tus ojos pueden cegarse al ver tanto amor.

.

Entradas populares

EditingMySpace.com - Butterflies
No existe amor en paz. Siempre viene acompañado de agonías, éxtasis, alegrías intensas y tristezas profundas. Paulo Coelho

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

-

-

.

.
Las personas cambian cuando se dan cuenta del potencial que tienen para cambiar las cosas. Paulo Coelho