viernes, 14 de noviembre de 2008

Por un tiempo pasado


¿Qué queda de la fuerza que antaño tuvieron?, ¿Qué queda del sueño que tiempo atrás compartieron? Lo que antes eran vivos besos ahora son roces sin sentido, lo que antes eran tersas pieles ahora son arrugas.

¿Qué queda de las miradas que alguna vez cruzaron?, ¿Qué queda de los besos que tanto ansiaron? Lo que antes eran sonrisas ahora son cenizas, lo que antes era amigos ahora son recuerdos olvidados.

¿Qué queda del entusiasmo que no escondieron?, ¿Qué de los secretos que ambos callaron? Lo que antes era sufrimiento ahora son agujeros, lo que antes eran presentes ahora no son más que descoloridos pasados.

¿Qué queda de esos labios tan callados?
¿Qué queda de esos ojos vivos?
¿Qué queda de esas manos suaves y dulces?
¿Qué queda de esos generosos pechos?
¿Qué queda de esas infinitas piernas?
¿Qué queda de esa cintura prohibida?

Quedan arrugas, quedan de tan cansados dormidos, quedan ásperos callos, quedan rosas marchitas, quedan sueños caídos, quedan ilusiones jubiladas...

¿Qué queda de ese espíritu ansioso de vivencias?

Queda monotonía aguardando el final.
Lo que antes fue fuego ahora es carbón.
Lo que antes fue aire ahora es humo.
Lo que antes fue agua ahora es vapor.
Lo que antes era tierra ahora es polvo.

.

Temer al amor es temer a la vida, y los que temen a la vida ya están medio muertos.

Bertrand Russell


Vale millones de veces más la vida de un ser humano
que todas las propiedades del hombre mas rico de la tierra.
Che Guevara

La cajita de leche


Dos hermanitos en puros harapos, uno de cinco años y el otro de diez, iban pidiendo un poco de comida por las casas de la calle que rodea la colina. Estaban hambrientos: "vaya a trabajar y no molesten", se oía detrás de la puerta; "aquí no hay nada, pordiosero...", decía otro...Las múltiples tentativas frustradas entristecían a los niños...Por fin, una señora muy atenta les dijo: "Voy a ver si tengo algo para ustedes...
¡Pobrecitos!"Y volvió con una cajita de leche.¡Que fiesta! Ambos se sentaron en la acera. El más pequeño le dijo al de diez años: "tú eres el mayor, toma primero...y lo miraba con sus dientes blancos, con la boca medio abierta, relamiéndose".Yo contemplaba la escena como tonto... ¡Si vieran al mayor mirando de reojo al pequeñito...!Se lleva la cajita a la boca y, haciendo de cuenta que bebía, apretaba los labiosfuertemente para que no le entre ni una sola gota de leche. Después, extendiéndole la lata, decía al hermano:"Ahora es tu turno. Sólo un poquito."Y el hermanito, dando un trago exclamaba: "¡Está sabrosa!""Ahora yo", dice el mayor. Y llevándose a la boca la cajita, ya medio vacía, no bebía
nada."Ahora tú", "Ahora yo", "Ahora tú", "Ahora yo"...Y, después de tres, cuatro, cinco o seis tragos, el menor, de cabello ondulado, barrigudito, con la camisa afuera, se acababa toda la leche... él solito. Esos "ahora tú", "ahora yo" me llenaron los ojos de lágrimas...Y entonces, sucedió algo que me pareció extraordinario. El mayor comenzó a cantar, a danzar, a jugar al fútbol con la caja vacía de leche. Estaba radiante, con el estómago vacío, pero con el corazón
rebosante de alegría. Saltaba con la naturalidad de quien no hace nada
extraordinario, o aún mejor, con la naturalidad de quien está habituado a hacer cosas extraordinarias sin darles la mayor importancia.

Entradas populares

EditingMySpace.com - Butterflies
No existe amor en paz. Siempre viene acompañado de agonías, éxtasis, alegrías intensas y tristezas profundas. Paulo Coelho

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

-

-

.

.
Las personas cambian cuando se dan cuenta del potencial que tienen para cambiar las cosas. Paulo Coelho