miércoles, 17 de junio de 2009



Cuando la vida no te sea facil,
recuerda siempre ésto. . .
Que sepas, en tu corazón, que
hay otros que nunca te olvidan.
Que siempre encuentres un arco iris
después de una tormenta.

Que celebres las cosas maravillosas
que hay en tí.

Y cuando llegue el mañana, que
puedas comenzar de nuevo.

Que recuerdes cuántas sonrisas
pueden llenar un día.

Que creas que tus anhelos
serán una realidad.

Que encuentres tiempo
para apreciar la vida
y tiempo para compartir
tu belleza espiritual.

Que veas tu presente como un regalo,
y tu futuro como otro más.

Que agregues una página dorada
al diario de cada nuevo día,
y que puedas convertir
"La felicidad eterna"
en eterna felicidad.

Y que siempre sigas sembrando
las semillas de tu sueños.
Porque si sigues creyendo en ellos,
tus sueños seguirán tratando
de florecer en ti.




Quizás estando solo, de noche, en tu aposento
oirás que alguien te llama sin que tú sepas quién,
y aprenderás entonces, que hay cosas como el viento
que existen ciertamente, pero que no se ven…

Y también es posible que una tarde de hastío
como florece un surco, te renazca un afán,
y aprenderás entonces que hay cosas como el río
que se están yendo siempre, pero que no se van…

O al cruzar una calle, tu corazón risueño
recordará una pena que no tuviste ayer
y aprenderás entonces que hay cosas como el sueño,
cosas que nunca han sido, pero que pueden ser…

Por más que tú prefieras ignorar estas cosas
sabrás por qué suspiras oyendo una canción
y aprenderás entonces que hay cosas como rosas,
cosas que son hermosas, sin saber que lo son…

Y una tarde cualquiera, sentirás que te has ido
y un soplo de ceniza regará tu jardín,
y aprenderás entonces, que el tiempo y el olvido
son las únicas cosas que nunca tienen fin.


José Ángel Buesa


Entradas populares

EditingMySpace.com - Butterflies
No existe amor en paz. Siempre viene acompañado de agonías, éxtasis, alegrías intensas y tristezas profundas. Paulo Coelho

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

-

-

.

.
Las personas cambian cuando se dan cuenta del potencial que tienen para cambiar las cosas. Paulo Coelho