jueves, 5 de marzo de 2009

EL HOMBRE Y EL MUNDO




Dicen que un científico, vivía muy preocupado porque había recibido el encargo de determinar los medios y encontrar la fórmula para aminorar los problemas del mundo.

Andaba ya mucho tiempo sumergido en tan difícil tarea, cuando, cierto día, su hijo de 10 años invadió su lugar de trabajo, decidido a que le preste su atención, puesto que se sentía abandonado. El hombre, nervioso ante la interrupción muy justificada y viendo que era imposible sacarlo; optó inteligentemente por distraerlo dándole un rollo de cinta adhesiva y la hoja de una revista en donde se veía el mapa del mundo, a la que había roto en muchos pedazos. Y le dijo:

Cómo te gustan los rompecabezas, te voy a dar el mundo todo roto, para que lo repares sin la ayuda de nadie.

Sólo pasaron unos minutos cuando escuchó al niño que le decía
-¡Papá, ya arreglé el mundo!

Desconfiado, el científico levantó la vista de sus anotaciones, con la certeza de que vería el trabajo incompleto; cuando para su sorpresa: el mundo estaba perfecto!!! Todos los pedazos habían sido colocados en sus debidos lugares. ¿Cómo era posible? ¿Cómo el niño fue capaz de lograrlo?

-Hijo tú no sabías siquiera cómo era el mundo, ¿cómo pudiste armarlo?

-Papá, yo no sabía como era el mundo, pero cuando tú sacaste el mapa de la revista, yo vi que del otro lado estaba la figura del hombre; así que dí vuelta a los pedazos y comencé a recomponer al hombre.

Cuando conseguí arreglar al hombre, di vuelta a la hoja y vi que había arreglado al mundo.




Entradas populares

EditingMySpace.com - Butterflies
No existe amor en paz. Siempre viene acompañado de agonías, éxtasis, alegrías intensas y tristezas profundas. Paulo Coelho

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

-

-

.

.
Las personas cambian cuando se dan cuenta del potencial que tienen para cambiar las cosas. Paulo Coelho