jueves, 29 de julio de 2010




Cuando...


...Al oler una rosa
te pierdes en su perfume.


...Mires las estrellas
en el firmamento y te des
cuenta lo pequeño que eres.


...Cobijes un bebé
con tus brazos y puedas
sentir su ternura.


...Corras con los pies descalzos
sobre playas de arena blanca.


...Escuches las risas
nerviosas de un niño pequeño
y te contagien a ti.


...Sientas mariposas
en el estómago si al levantar
el teléfono escuchas su voz.


...Camines bajo la lluvia
sin que te importe
haber olvidado el paraguas.


...Tus ojos se llenen
de lágrimas ante la escena
de una película de amor.


...Acerques un caracol
a tu oído
y escuches el mar.


...Vayas a una fiesta
infantil
y esperes solo para comer pastel.


...Te despierten por la mañana
con un beso en la mejilla.


...Te venden los ojos
para darte una sorpresa.


...Enseñes a un niño
a montar en bicicleta.


...Estés allí para darle apoyo
al que te pidió una mano.


...Pases horas en la cocina
para preparar su comida favorita.


...Cortes una flor del jardín
y la dejes en su mesita de noche.


...Disfrutes del sonido
de la lluvia mientras
te dispones a dormir.


...Salgas a comprar
flores para poner
en la oficina.


...Corras por los campos y disfrutes
de las mariposas revoloteando.


...Pases horas al teléfono, escuchando
sin decir una solo palabra.


...Disfrutes de un vaso de leche
con galletas de chocolate.


...Le pongas baterías
a un carro de control remote
y te pasases el rato jugando.


...Sonrías por la mañana
al escuchar parajitos trinar
cerca de tu ventana.


...Sientas pequeños deditos
acariciando tu cabello.


...Te tomas una ducha tan larga
que sales con los dedos arrugados.


...Rías tanto que termines
con dolor de estómago.


...Observes enmudecido
la puesta del sol.


...Te pierdas en los recuerdos
de miles de hermosas fotografías.


...Te veas arrugas en la cara
y sonrías de todas maneras.


...Una pequeña vocecita
te llame por la noche
y te pida le cuentes una historia.


...Escuches el corazón latir
de esa persona que te toma en sus brazos.


...Despiertas temprano
y disfrutas de ver a los que amas
durmiendo placidamente.


...Sacas un cajón lleno
de cartas de amor, las relees
y tu corazón palpita como la primera vez.


...Disfrutes del perfume
que ha dejado en su almohada.


...Solo sueñas con besar
sus labios al cerrar los ojos.


...Encuentres envolturas
de caramelos debajo de la cama.


...Te pongas la ropa más sexy
para una cita romántica.


...Unos simples trazos te parezcan
la mejor obra de Picasso.


...Cuando el dolor te invada
por la pena ajena.


...Te acuestes en una hamaca
mientras sientes la brisa del mar.


...De repente alguien te rocíe
con el agua de la manguera.


Cuando logres disfrutar de todo esto
y más que te tiene la vida y puedas sonreír
teniendo muchas razónes para llorar,
solo entonces descubrirás algunas
de las razones por las que vale la pena vivir.



No hay comentarios:

Entradas populares

EditingMySpace.com - Butterflies
No existe amor en paz. Siempre viene acompañado de agonías, éxtasis, alegrías intensas y tristezas profundas. Paulo Coelho

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

-

-

.

.
Las personas cambian cuando se dan cuenta del potencial que tienen para cambiar las cosas. Paulo Coelho